sábado, 8 de agosto de 2009

Zoot Sims - I Wish I Were Twins (1981), por Asier Guerricaechevarría

Mi buen amigo y compañero de fílias jazzísticas, Asier Guerricaechevarría, es la nueva firma invitada en este blog.

Guionista pertinaz, cinéfilo recalcitrante y dueño de una gran sensibilidad musical, Asier y yo fuimos explorando juntos el mundo del jazz desde nuestra adolescencia, y hemos compartido innumerables discos, conciertos y anécdotas.

El disco que ha elegido me despierta sentimientos similares a los que describe, por los mismos motivos.

Asier Guerricaechevarría: Zoot Sims - I Wish I Were Twins (1981)



Cuando Yahvé me pidió que escribiese un post para su blog le estuve dando largas un par de semanas. La verdad es que no sabía muy bien sobre que escribir. Él me decía que hablase sobre el último disco que hubiese escuchado pero a mi me parecía poco interesante, así que tras pensármelo un par de días decidí hacer un ejercicio de nostalgia y recordar una de las grabaciones que cimentaron mi afición al jazz.

De entre las cuantiosas grabaciones de Zoot Sims tengo un especial cariño a este I Wish I Were Twins (una de las seis sesiones que el saxofonista grabó con el gran Jimmy Rowles), ya que ha día de hoy sigue siendo uno de los pocos discos que llegué a tener en vinilo. Años más tarde conseguí una copia en CD (hace años que no tengo plato) y sigue siendo una de los discos que más a menudo escucho.

Nostalgias aparte, la música es magnífica. Zoot y su grupo (Rowles al piano, Frank Tate al contrabajo y Akira Tana a la batería) dan un repaso a varios standards clásicos que, si bien han sido tocados en mil ocasiones por la mayoría de músicos de jazz, suenan como nuevos en manos del saxofonista y sus compañeros. El único tema escrito por Sims “The Fish Horn”, sin dejar de ser estupendo, desentona un poco con el resto; no sólo por tratarse de un original, si no porque Zoot Sims utiliza el saxo soprano, instrumento con una sonoridad muy particular y que en este contexto no acaba de cuajar del todo. Esto no significa que no lo domine extraordinariamente, como ya demostró unos años antes en Soprano Sax, una grabación totalmente consagrada a este instrumento.

En definitiva una música que sin ser lo más original del mundo es honesta y directa, sin trucos de ninguna clase. Para mí una de las mejores maneras de empezar un romance con el jazz (y de mantenerlo).

Asier Guerricaechevarría, 2009



Nota: Pinchando en la portada puedes escuchar el disco en Spotify.

3 comentarios:

Joseba dijo...

Yo se quien tiene ese vinilo, no ?

Naiel Ibarrola dijo...

Todo un discazo, si señor! Grande Asier!

Troglo Jones dijo...

Un amigo, cuando le preguntaron si le gustaba Zoot Sims, dijo: "A todo el mundo le gusta Zoot Sims". Quería decir lo que bien decís: nada vanguardista ni originalísimo. Simplemente, buena música.

Saludos.

otros días, otros discos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...